¿Esta Dios en mí vida ahora?

Cuando tomaste la decisión de invitar a Jesús en su vida, es importante que sepas si Dios te escuchó. La respuesta es Sí. Jesús prometió que El entraría en nuestras vidas si se lo pedimos.

En Apocalipsis 3:20 Jesús dice: “Yo estoy a la puerta y llamo; si alguien oye Mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo.” ¿Abrió usted la puerta de su corazón a Dios? Si es así, ¿Que dijo El que haría? ¿Cree que Dios le engañe?

Primera de Juan 5:14 dice: “Y esta es la confianza que tenemos delante de Él, que si pedimos cualquier cosa conforme a su voluntad”.

En Juan 6:37, Jesús dice: "Todo lo que el Padre Me da, vendrá a Mí; y al que viene a Mí, de ningún modo lo echaré fuera.” Y en Juan 10:27-29 Jesús dijo: "Mis ovejas oyen Mi voz; Yo las conozco y Me siguen, y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que Me las dio es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano del Padre.”

Jesús murió en la cruz por nuestros pecados para que pudiéramos tener una relación con El. El no es indiferente con respecto a esto. Hizo todo con tal de traernos a una relación con El. Jesús tomó nuestros pecados en El y nos cubrió con Su justicia, perdonándonos completamente y hacernos aceptos por medio de Él. No tenemos primero que vivir vidas buenas o hacer ritos religiosos, o pasar años pidiéndole. Dios es El que hizo posible que pudiéramos relacionarnos con Él. Además venimos a Él en base a lo que El hizo por nosotros, no en base a lo que nosotros podemos hacer. El pagó por nuestros pecados para perdonarnos y venir a nuestras vidas. Primera de Pedro 3:18 dice: “Porque también Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios.”

Cuando una persona le pide a Jesús que venga a su vida, es emocionante saber que lo que Dios dice ahora es verdad en cuanto a su relación con El:

  • Estás en paz con Dios —
    ” Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (Romanos 5:1)

  • Te convertiste en un hijo de Dios —
    ”a todos los que Lo recibieron, les dio el derecho (el poder) de llegar a ser hijos de Dios, es decir, a los que creen en Su nombre.” (John 1:12)

  • Ya no vives en tinieblas —
    ” porque antes ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor; anden como hijos de luz” (Efesios 5:8)
    ” El nos libró del dominio (de la autoridad) de las tinieblas y nos trasladó al reino de Su Hijo amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.” (Colosenses 1:13,14)

  • Eres perdonado —
    ” De El dan testimonio todos los profetas, de que por Su nombre, todo el que cree en El recibe el perdón de los pecados.” (Hechos 10:43)
    ” En El tenemos redención mediante Su sangre, el perdón de nuestros pecados según las riquezas de Su gracia que ha hecho abundar para con nosotros.” (Efesios 1:7,8)
    ” En esto se manifestó el amor de Dios en nosotros: en que Dios ha enviado a Su Hijo unigénito (único) al mundo para que vivamos por medio de El. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que El nos amó a nosotros y envió a Su Hijo como propiciación por nuestros pecados.” (1 Juan 4:9,10)

  • Te fue dada vida eterna —
    ” En verdad les digo: el que oye Mi palabra y cree al que Me envió, tiene vida eterna y no viene a condenación (a juicio), sino que ha pasado de muerte a vida.” (Juan 5:24)
    ” Y el testimonio es éste: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en Su Hijo. El que tiene al Hijo tiene la vida, y el que no tiene al Hijo de Dios, no tiene la vida. Estas cosas les he escrito a ustedes que creen en el nombre del Hijo de Dios, para que sepan que tienen vida eterna.” (1 Juan 5:11-13)

  • Fuiste sellado con el Espíritu Santo —
    ” En El también ustedes, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de su salvación, y habiendo creído, fueron sellados en El con el Espíritu Santo de la promesa (que es la garantía de nuestra herencia hasta que adquiramos posesión de ella, para alabanza de Su gloria.” (Efesios 1:13)

  • Puedes empezar a conocer el amor de Dios para ti —
    ” Si permanecen en Mí, y Mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y les será hecho. En esto es glorificado Mi Padre, en que den mucho fruto, y así prueben que son Mis discípulos. Como el Padre Me ha amado, así también Yo los he amado; permanezcan en Mi amor. Si guardan Mis mandamientos, permanecerán en Mi amor, así como Yo he guardado los mandamientos de Mi Padre y permanezco en Su amor. Estas cosas les he hablado, para que Mi gozo esté en ustedes, y su gozo sea perfecto (completo).” (Juan 15:7-11)

Para crecer en tu relacion con Dios:

Para llegar a conocer mejor a Dios, pasa tiempo en Su Palabra (la Biblia) pidiéndole que se revele mas a ti para que tu relación con El se edifique. El Evangelio de Juan (cuarto libro del Nuevo Testamento) es un buen lugar para empezar.

Y habla con El libremente. Se nos anima a que: “No estemos afanosos por nada; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer sus peticiones delante de Dios, Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus mentes en Cristo Jesús.” (Filipenses 4:6,7)