¿Cuáles son los planes de Dios para nuestras vidas?

Oración: “Dios, te pido que me hables a través de Tu Palabra, la Biblia. Habla a mi corazon para entender lo que quieres decirme. Amen.”

2 Corintios 5
13 Porque si estamos locos, es para Dios; y si somos cuerdos, es para vosotros.

Gálatas 5
16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.

P- Antes de convertirte en cristiano, simplemente hiciste lo que querías, pero ahora, de acuerdo a estos versículos, ¿qué tipo de conflicto experimentaras?
Puede escribir sus respuestas aquí e imprimir la lección cuando haya terminado.

P- Según el versículo 16, ¿qué vamos a hacer?

P- Y de acuerdo con el versículo 16, si lo hacemos, ¿cuál será el resultado?

Gálatas 5
19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

P- ¿Dios intenta que este estilo de vida sea característico para nuestro estilo de vida, ahora que Cristo vive en nosotros?

Romanos 12
2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

P- ¿Qué quiere Dios hacer en tu vida?

2 Corintios 3
17 Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

P- ¿Qué pasará cuando permitimos que el Espíritu Santo cambie nuestras vidas?

Gálatas 5
22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. 25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.

P- En lugar de una vida marcada por el pecado, ¿qué quiere Dios producir en nuestras vidas?

P- Según el versículo 25, ¿cómo pueden convertirse estas cualidades verdad en nuestras vidas?

Lucas 6 – Jesús dijo:
47 Todo aquel que viene a mí, y oye mis palabras y las hace, os indicaré a quién es semejante. 48 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca.

P- ¿Qué tres cosas nos pide Jesús que hagamos?

P- Y ¿Cómo se vería este cambio en nuestras vidas?

Juan 15 – Jesús dijo:
4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

P- Jesús usó el ejemplo de las uvas creciendo en las ramas, unidas a la vid principal. Al tratar de obedecer a Jesús, según el versículo 5, ¿que produce el fruto (Sus cualidades) en nuestras vidas?

2 Corintios 3
18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Juan 15
5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

2 Corintios 4
4 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros.

P- De acuerdo con estos versículos, ¿en quién quiere Dios que dependemos el cambio en nuestras vidas? ¿Depende de nosotros para cambiarnos a nosotros mismos?

Conclusión: Resume lo que todos estos versículos están diciendo sobre lo que Dios quiere para nuestras vidas y cómo lo hará.